El e-commerce gran protagonista del 2017 en España

Sin duda, el 2017 estuvo marcado por una notable adaptación de las nuevas tecnologías, no sólo en España sino a nivel internacional, sin embargo, parecía más un año preámbulo, un periodo en el cual nos preparamos para grandes cambios en las nuevas tecnologías y seguir avanzando a pasos agigantados. Uno de los grandes protagonistas del año pasado fue el comercio electrónico, el cual creció sólo en el segundo trimestre del año un 23.4 %.

En otra oportunidad hablamos de los obstáculos y el comportamiento en general del ecommerce en Europa, en donde España, a pesar de estar bien posicionada, todavía tenía algunas deudas pendientes para codearse con países como el Reino Unido, uno de los pilares fundamentales del comercio digital.

Pues si seguimos llevando el ritmo actual, es probable que la confianza en los consumidores siga aumentando y la actividad comercial termine de dar un vuelco importante en los próximos años, sobre todo contando con mejoras a nivel de conectividad en zonas rurales, fidelizando clientes y mejorando las plataformas de seguridad respecto a los pagos electrónicos.

De hecho, tema aparte, es posible que en un par de años estemos viviendo una revolución comercial en Internet, siendo las tiendas virtuales junto a las criptomonedas los principales protagonistas de un sistema de compra y venta de productos y servicios totalmente innovador.

Pero en concreto hay que entender que la penetración del comercio electrónico en España espera seguir mejorando sus números este 2018, su volumen de negocio en España se disparó en el segundo trimestre de 2017 hasta 7.300 millones.

Ahora bien, no se trata de quedarnos con el porcentaje favorable y dejar de analizar los números, es importante hallar el porqué de las cosas y así fortalecer y aprovechar las oportunidades y concentrar esfuerzos en posibles obstáculos y debilidades.

De este modo, y analizando las cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, podemos apreciar que gran parte del crecimiento es gracias a las ventas procedentes de agencias de viajes, operadores turísticos y las aerolíneas, que aumentaron en un 14,4%, no es una sorpresa encontrar este sector en el primer lugar, de hecho tiene toda la lógica, a nivel de mercadeo general y digital, el sector turismo ha hecho una fuerte inversión, y encontramos cientos de plataformas de búsqueda para vuelos, hoteles, paquetes de viaje, reservaciones, parques de atracciones, etc., cuyo precio es bastante competitivo a nivel de compras digitales, lo cual facilita la compra en Internet de una forma segura y fácil para el usuario.

Otro de los incrementos notables viene dado por las ventas del sector textil, superando el 5,4% de crecimiento, la confección de ropa siempre va a ser un negocio productivo, y además de tener excelentes resultados a nivel de tiendas físicas, cada día ofrece más alternativas y diversidad de marcas que se suman al negocio virtual, sobre todo atendiendo la necesidad del consumidor que busca mejores precios y calidad sin tener que trasladarse.

En cuanto al número de operaciones, entre abril y junio alcanzó los 118 millones de transacciones, lo que supone un incremento del 27,4% en relación al mismo periodo de 2016, protagonizado por el incremento de ventas culturales, de productos como discos, libros, periódicos y papelería.

Se asume entonces que la fidelización está marcando una pauta, muchas personas después de experimentar la comodidad de compras en internet se vuelven digamos “adictos” a este sistema por sus innumerables ventajas, sobre todo para ese tipo de productos que cada día parecen más obsoletos, tanto los libros, como la música y los periódicos, pueden tener el mismo impacto a nivel digital que en físico y sin dudas es más fácil localizar exactamente lo que buscamos en un ordenador con acceso a internet.

El mayor problema de estos excelentes números viene dado por un déficit de 2000 millones de Euros, dado que el volumen de compras es superior desde España a países extranjeros que dentro del mismo territorio. Pero desde TIC Segura vemos cada problema como una oportunidad, el panorama es claro, esta diferencia y preferencia de los usuarios españoles por tiendas fuera del país es clara, no hay una oferta en el mercado que satisfaga esa necesidad local, lo que significa que hay oportunidades importantes de desarrollo en e-commerce, siempre y cuando seamos competitivos con los precios y brindemos al público realmente lo que necesita.

Sin embargo, hay que señalar que los productos con mayor volumen de compra en el extranjero, corresponde a agencias de viajes, transporte aéreo y terrestre, hoteles y alquiler de coches, alcanzando un 68% del total de las transacciones, lo cual corresponde a un mercado localizado y que difícilmente pueda superar un negocio instalado en España.

En resumen, podemos decir que día a día se siguen sumando nuevos compradores cibernéticos y que aquellos que experimentaron la comodidad de las compras digitales repiten la experiencia por sus buenos resultados, si bien siempre están los que siguen reacios y temerosos, seguramente terminaran haciendo alguna transacción, y el 2018 pinta como un año en el cual las empresas se van a concentrar en mejorar la calidad y seguridad del e-commerce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *