Microsoft vs autoridades estadounidenses por la privacidad de los datos

Desde ayer se da un pulso que marcará el futuro de la gestión de Datos Personales a nivel internacional, entre el gigante tecnológico Microsoft y Autoridades de los Estados Unidos. La postura de la empresa con sede principal en Redmond es impedir que el gobierno tenga acceso a datos almacenados en otros países, mientras que el Gobierno federal reclama el acceso a estos datos.

La decisión final la tomará la Corte Suprema después de haber escuchado las diferentes opiniones que se plantean y los argumentos sustentables que den fuerza a la petición de las autoridades del Estado. No va a ser fácil concretar una solución, pero sin importar cuál sea, desde TIC Segura consideramos que todo este debate va a generar una ola de respuesta a nivel de diversas autoridades internacionales.

Los Jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos, deberán colocarse en el lugar de uno y otro, y considerar los efectos si la petición fuera al contrario, es decir, que sea el país norteamericano quien deba facilitar información de un proveedor de correo electrónico a una empresa extranjera. Probablemente hace más de 30 años ni se imaginaban que al aprobar la Ley de Almacenamiento de las Comunicaciones, se pudiera presentar alguien a solicitar datos almacenados en los Estados Unidos.

El mundo de la Protección de Datos tiene la lupa puesta en lo que puede significar un precedente para futuros casos como este, las implicaciones van a ir más allá de Redmond y no van a tardar en salir nuevas normas a la hora de solicitar datos almacenados en el extranjero. Sin importar que, Microsoft sostiene que las leyes actuales y la privacidad niegan este tipo de acceso, el Gobierno Federal opina todo lo contrario y planea tener un fallo a su favor.

La partida ya está servida y sólo es cuestión de tiempo para conocer si prevalecerá la privacidad frente al poder, sin embargo, dibujado de esa manera es muy fácil tomar partido, pero las leyes y la justicia siempre buscan su curso para lograr determinar un escenario nuevo frente a nuevos acontecimientos.

Desde TIC Segura vamos a tratar de ser objetivos en cada planteamiento y dar un punto de vista neutral. En el caso de Microsoft entendemos su posición, la cual está muy clara, la empresa se basa en la legislación estadounidense, que únicamente se aplica dentro de sus fronteras, y por ende no permite a nadie obtener correos electrónicos almacenados en el extranjero, además defienden la posición del usuario, quien confía en la seguridad y privacidad de sus datos bajo el proveedor de correo electrónico seleccionado.

Por su parte, las autoridades americanas que también utilizan la ley a su favor, señalan que a pesar de ser datos del extranjero el almacenamiento se desarrolla y controla dentro de las fronteras del país, siendo Microsoft además una empresa registrada en los Estados Unidos, probablemente tengan un poco menos de peso frente a los jueces, pero van a argumentar la necesidad de recurrir a los datos justificando que las acciones tienen un fin dentro del marco legal.

¿Cómo puede afectar la decisión de cara al futuro y la importancia que tiene la información digital en estos días? Esta pregunta tendrá su respuesta más pronto que tarde, a medida que avance el caso.

Cabe señalar que esta disputa no tiene su primer round hoy, de hecho el primer asalto tuvo lugar en el 2013, cuando Microsoft se negó a entregar los datos de una cuenta de correo electrónico cuyos datos se almacenaban en un servidor de la compañía ubicado en Dublín, tres años más tarde, un juzgado dio la razón a la multinacional aun cuando el Gobierno de los Estados Unidos había emitido una orden judicial ordenando al gigante tecnológico que entregase la información porque sospechaban que estaba siendo utilizada para facilitar el tráfico de drogas, la administración de Donald Trump apeló esa decisión y el nuevo fallo se emitirá a finales del mes de junio.

La razón por la que muchos están preocupados es a la hora de imaginar un nuevo panorama en el cual sea posible acceder a datos almacenados en el extranjero. Las primeras que sienten inquietud son las compañías tecnológicas estadounidenses dominantes a nivel mundial, que temen que sus clientes migren a otros servidores por miedo de estar al alcance del Gobierno de Estados Unidos.

Otra inquietud viene dada por el posible efecto dómino, Microsoft considera que un dictamen favorable al interés de la administración provocaría que otras administraciones gubernamentales del mundo pudiesen responder del mismo modo pudiendo llegar a tomar datos de servidores estadounidenses, pudiendo en muchos casos llegarse a pensar en una guerra por la obtención de la información.

La Unión Europea sigue muy de cerca el caso, de hecho, ya prepara una legislación que obligaría a las empresas a entregar los datos personales de sus clientes, incluso si están almacenados más allá de la UE, en pocas palabras van a tener la misma posición que el gobierno de Estados Unidos, enfrentándose a gigantes tecnológicos y defensores de la privacidad.

Desde TIC Segura analizamos el conjunto de acciones llegando a la conclusión de que más allá de ser Microsoft vs EEUU, se trata del poder gubernamental vs las empresas que tienen el poder de la información. Actualmente son los gigantes tecnológicos quienes tienen en su poder la información personal de millones de personas, y es cierto, muchos no sentimos confianza o al menos tenemos recelo, incluso nos molestamos por cosas como envió de publicidad según nuestros intereses, la gran pregunta es, ¿además de Microsoft, Google, Facebook, Apple, entre otros, también deben las autoridades de cada país extranjero tener acceso a esa información? Probablemente el que más preocupado puede estar es el usuario.

Al final lo mejor sería establecer tratados internacionales para permitir el acceso en casos muy específicos, sin necesidad de establecer una normativa que obligue a las empresas a entregar la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *