A prueba las eSIM en España de la mano de Orange

Han pasado dos años desde que se dio a conocer la tecnología que podría significar el futuro de los smartphones, la eSIM o tarjeta SIM electrónica, en pocas palabras hablamos de la sustitución de nuestras SIM físicas que necesita todo dispositivo móvil para poder estar conectado a una operadora de datos móviles y disfrutar de su servicio.

En el 2016 se presentó está tecnología apoyada por grandes protagonistas del mundo de las telecomunicaciones, tales como: Apple, Samsung, AT&T, Verizon, China Unicom, Deutsche Telekom, Etisalat, Telefónica, Vodafone y Orange, entre otras, sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido no es hasta ahora que se han empezado a desarrollar pruebas en entornos reales con dicha tecnología, en el caso de España de la mano de Orange.

La tarjeta virtual es, sin duda, el futuro en la forma de comunicarnos, su aplicación va a transformar la experiencia de los usuarios y acelerará la expansión de internet de las cosas, por el momento es normal que muchos usuarios estén en el aire y tengan ciertas dudas respecto a este nuevo sistema, por ello desde TIC Segura nos parece relevante exponer las ventajas y lo que conocemos hasta ahora de las eSIM.

Una de las cosas que sabemos todos es que nuestros smartphones necesitan de la tarjeta SIM para poder tener acceso a los servicios de diferentes operadoras a nivel internacional, siendo cada una de ellas responsable de otorgar la tarjeta a un usuario, el cual podrá disfrutar de acceso a internet según el tipo de plan y la suscripción pagada.

Pues bien, con la llegada de la eSIM a España, empieza la cuenta atrás de la existencia de estas tarjetas físicas, ya que, en un futuro los nuevos smartphones traerán de forma integrada la eSIM de la que estamos hablando. Por el momento, Orange ha sido el primero en lanzarse a la piscina y ofrecer este nuevo servicio, incluyendo una mejora al “MultiSIM”, con el que el cliente puede compartir el número móvil y el bono de datos 4G de la línea principal en varios dispositivos.

En ese sentido, España da un paso importante en la renovación de telecomunicaciones, sacando ventaja de la conectividad, diseño y autonomía de una nueva generación de dispositivos que ya son creados pensando en el internet de las cosas.

La principal ventaja que desde el principio se le vio a esta incorporación es que el cliente puede activar autónomamente una eSIM, ingresando de forma digital a la plataforma de su operador, en este caso la sección de clientes de Orange. De esa manera un usuario puede conectarse en cuestión de minutos a una red de datos, siempre cuando el dispositivo sea compatible con esta nueva tecnología.

Lo anterior nos lleva a una de las principales dudas que rondaban desde el 2016 en torno a este tema, y es que las especificaciones de las nuevas eSIM deben ser aceptadas por las operadoras, los fabricantes de smartphones y las empresas que actualmente están fabricando las tarjetas SIM físicas, es decir, para que el cambio sea total son muchas empresas las que deben trabajar en conjunto y al mismo ritmo para implementar en su totalidad la eSIM, que aspira a ser un estándar que garantice la interoperabilidad con independencia de la operadora, del fabricante del móvil y del propietario de la propia SIM electrónica.

Por el momento, lo más probable es que exista un periodo de adaptación a conseguir la migración en su totalidad, y es que es algo necesario pensando en el internet de las cosas, lo que sería imposible si consideramos que en el 2020 habrá 20.400 millones de dispositivos conectados.

Siguiendo con las ventajas que ofrece este avance, nos encontramos con uno a nivel físico de los dispositivos, actualmente los fabricantes de teléfonos tienen que dejar un espacio necesario para la incorporación de una SIM card, pero una vez que no se requiera de ella los fabricantes pueden tomar ese espacio para hacer mejoras en los dispositivos, veremos con que nos pueden sorprender.

Ahora bien, las pruebas de la eSIM en esta ocasión se están llevando a cabo con el smartwatch Huawei Watch 2 4G, de esta forma, los usuarios podrán disfrutar de la posibilidad de dejar en casa su móvil y mantenerse conectados gracias a la SIM Virtual de Orange que incorpora. Eso sí, el operador naranja asegura que este gadget no será el único con el que se pueda disfrutar esta tecnología. Durante los próximos meses, se irán incorporando más dispositivos.

En TIC Segura encontramos la eSIM como una mejora notable que transformará la forma de comunicarnos, esta tarjeta virtual añade nuevos usos en los dispositivos, facilita la conexión con nuevos terminales, y la experiencia del usuario en cuanto a servicio será notablemente mejorada, por ejemplo, si te quieres pasar de Movistar a Orange, ya no tendrás que ir a una tienda, y todo será tan sencillo como pulsar un botón. Como consecuencia directa de esto, habrá menos tráfico en los establecimientos y se optimizará la rapidez de atención a los clientes.

Y si bien hace un par de años se tenían dudas respecto a la protección y seguridad de los datos, tenemos una nueva legislación preparada para asegurar el correcto manejo de datos personales de personas suscritas al servicio, en definitiva, estamos viendo el primer paso de la nueva comunicación móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *