Cuidado con lo que publicas en Strava, tu equipo deportivo puede estar en el punto de mira

Hace un par de semanas un ciclista inglés sufrió el robo de cinco bicicletas de alta gama. Lo preocupante es que no se trata de un robo aislado ni mucho menos, al parecer los ladrones tienen una nueva modalidad para identificar los lugares en los que se encuentran este tipo de equipos deportivos de coste elevado, ¿cómo? Apoyándose en la red social Strava.

Para quien no lo conozca, Strava es una red social deportiva, que además incluye dentro de su plataforma un sistema de GPS enfocada a deportistas, principalmente ciclistas y corredores. Los atletas utilizan las características de la red para obtener un análisis detallado de la ruta, la velocidad media y máxima, distancia recorrida y otro tipo de datos relevantes para mejorar su rendimiento personal, pero además de eso pueden compartir esta información con otros corredores y miembros de la red.

Es justo ese detalle el que afectó directamente al ciclista Adam Jones de Inglaterra, quien se sumó a la tendencia de publicar y compartir sus entrenamientos en Strava, lo cual le salió bastante caro, nada menos que 15.000 Euros en cinco bicis (una Specialized Tarmac, una Dolan de contrarreloj, dos Bianchi y una BMC)

Desde TIC Segura invitamos a la comunidad de Strava a tener el cuidado correspondiente en cuanto al uso de la red social, como bien lo hemos tratado en otros artículos, todo lo que publicamos en internet es bastante delicado, y si bien por lo general hacemos hincapié en otras redes de mayor alcance como Facebook o Instagram, no quiere decir que no tengas precaución en otras plataformas.

Internet tiene beneficios excepcionales, pero también tiene sus riesgos, siendo sumamente importante controlar los datos personales que subimos a la red y hacer un buen uso de los controles de privacidad que existen en esos sitios.

En este caso particular, que no es el primero y que lamentablemente después de estudios policiales se identificaron varios robos similares en la zona, los ladrones utilizaron la información consignada en Strava (nombres de las mejores bicicletas, las velocidades que alcanzaba, y los tiempos en rutas de entrenamiento) y después de ver el perfil del corredor empiezan a indagar hasta dar con la dirección de su domicilio, y lo demás es historia.

Es entendible que como deportista quieras compartir tus logros personales, pero recuerda que la seguridad de tu equipo es importante, comparte esta noticia para prevenir robos y no dejes que te cojan descuidado, en el mundo digital también hay delincuencia, la ventaja es que haciendo uso consciente en las redes no dejas evidencia datos que puedan usar en tu contra, siempre es saludable tener un perfil bajo en redes sociales, así como no debes publicar que te fuiste de vacaciones con tu familia y dejaste tu casa sola, tampoco te recomendamos hablar de todo tu equipo deportivo o por lo menos mantenerlo privado para ciertos usuarios.

El problema es que las redes son como un escaparate para estos delincuentes, cada imagen que ven de una bicicleta u otro producto de alto valor es una ficha que ponen sobre tu nombre, así que toma nota y evita que lo que le pasó al señor Jones te suceda a ti.

Del mismo modo, Strava también ha dado sus declaraciones y por supuesto se libra de cualquier tipo de responsabilidad afirmando que “no ha detectado ningún caso verificado de robo de bicicletas relacionado con su plataforma”. Pero sí que hacen un llamamiento para que las personas registradas en su plataforma conozcan las herramientas de privacidad y seguridad de las publicaciones, las cuales pueden ocultar los datos de inicio y fin de las actividades o colocar una zona de privacidad que se protege.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *