La prueba de la red 5G dará inicio en Segovia y Talavera

La red 5G es una realidad cada vez más palpable, y prueba de ello es que Telefónica anunció el despliegue de esta tecnología en las ciudades de Segovia y Talavera de la Reina, dos regiones que se verán favorecidas durante tres años de la mejoría en el servicio de internet, gracias a que la nueva red permite incrementar la velocidad de conexión y disminuir la latencia.

Todo ello es posible gracias a la colaboración de otras dos grandes compañías del sector telecomunicaciones, como son Nokia y Ericsson. Juntas van a experimentar el desarrollo y crecimiento de esta red, utilizando ambas localidades como un laboratorio vivo, y por supuesto, pensando en que pronto será necesario incorporar este tipo de servicios en todas las ciudades de España, con la finalidad de alcanzar los objetivos de la revolución digital.

En TIC Segura consideramos los acontecimientos como una excelente noticia y tendremos los ojos puestos en los progresos que se logren con tal implementación. De hecho, esperamos tener la oportunidad de utilizar el servicio y apreciar las diversas mejorías. Se trata de un paso importante y que no debe considerarse menor, es el comienzo de un internet diferente, más útil, más veloz, más eficiente, tanto para ciudadanos como para empresas y servicios públicos, con una buena gestión es probable que en pocos años estas ciudades sean pioneras y consideradas inteligentes.

La prueba tiene un periodo de tres años aproximadamente, es decir el 2020 es la meta a alcanzar para conseguir que esta tecnología sea verdaderamente aprovechada y puesta en marcha bajo un concepto de desarrollo, crecimiento e innovación.

Si nos vamos a los números, lo primero que cabe señalar es la velocidad de conexión, la cual debe funcionar tres veces más rápido que la fibra actual que tenemos en nuestros hogares, en concreto hablamos de picos desde uno hasta 10 Gbps y reducir la latencia hasta llegar a un mínimo de entre uno y cinco milisegundos, además de disponer de alta capacidad, con la posibilidad de tener hasta 100 veces más dispositivos conectados.

Por si fuera poco, la utilización de esta tecnología supone múltiples ventajas, desde las primeras capacidades de la quinta generación móvil, digitalización de la ciudad y adaptación a nuevos modelos de comunicación, hasta el desarrollo de casos de uso que permitirán a los ciudadanos y a las empresas disfrutar de las ventajas de esta tecnología.

El papel de los socios tecnológicos puede deducirse por su trabajo constante y la iniciativa a la hora de innovar y explotar el uso de una red más eficiente. En el caso de Nokia por ejemplo, hablamos de un contribuidor clave de la estandarización, con un portfolio extenso de tecnología 5G que será compatible con futuros servicios y productos, es decir, está a la cabeza de la comercialización 5G.

Ericsson por su parte impulsa la estandarización, y tiene experiencia desarrollando contratos de esta índole, por lo cual están a la vanguardia de un nuevo concepto tecnológico soportado por una red de quinta generación.

Todo el proceso sin embargo conlleva tiempo y paciencia, tanto segovianos como talaveranos deben ir paso a paso con las nuevas mejoras y sucesivas actualizaciones para ir incorporando todas las capacidades de la red 5G, de hecho en un principio podrán disfrutar de las ventajas con sus dispositivos actuales, ya que, para funcionar correctamente la red trabajará bajo el principio non stand alone, lo que significa que su soporte es la red actual 4G, la cual se apagará sólo cuando la quinta generación pueda manejarse por su cuenta, lo más probable es que sea cuando el porcentaje de aceptación y adaptación sobrepase el 95%.

Una de las cosas que nos llama la atención es la elección de estas dos ciudades, probablemente se piensa en las aplicaciones 5G para el turismo como un plus adicional, pero más allá de esa novedad, el beneficio es claro, este experimento vivo será la base que permitirá adaptar el resto de sistemas de Telefónica con el tiempo suficiente y capacidad para desplegar con tiempo suficiente la red a nivel nacional, en pocas palabras, el resto de España esperaremos con paciencia.

Además del despliegue tecnológico, lo más importante es aprovechar y desarrollar todos los proyectos de uso posible, es decir realizar pruebas del funcionamiento aplicado en diferentes sectores, servicios, productos, experiencias y modelos de negocio, ese es el valor agregado de esta iniciativa.

Dentro de estos proyectos, destaca por ejemplo el trabajo junto con SEAT y FICOSA en aplicaciones de coche conectado, la idea es interconectar los vehículos y mejorar la seguridad vial y la gestión de tráfico.

Pero no se puede dejar de lado, los servicios turísticos generales y la realidad aumentada, como un concepto innovador para atraer un público extranjero a visitar la comunidad y experimentar un destino de forma diferente.

No se puede dejar de lado la automatización y digitalización en procesos industriales, estamos hablando de la nueva revolución tecnológica, y de infinidad de posibilidades aplicadas en la manufacturación de productos y mejorar la calidad de procesos y la estandarización de calidad en el resultado final.

Otro aspecto importante tiene que ver con el internet de las cosas, al tener mayor capacidad en la red, los nuevos productos tendrán características propias de la quinta generación e incorporarán aplicaciones adicionales para conectar diversos aparatos electrónicos a la red y poder manejarlos a distancia, control remoto en procesos críticos, etc.

Finalmente, el despliegue abarca proyectos de telemedicina, gaming en movilidad o control remoto de drones. Esperamos también desde TIC Segura que los entornos rurales se vean beneficiados y se ayude a romper la brecha tecnológica existente, creando acceso fijo en esto medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *